MIS PRIMERAS BODAS

25.05.2020

analog photography

(ENGLISH HERE)

Siempre super que iba a estudiar fotografía. El 7 de marzo de 1998, mi único hermano murió en un accidente, yo tenía 17 años y me acuerdo de la sensación de vacío de sentir que no iba a poder generar nuevos recuerdos, de que los recuerdos que teníamos no los tenía en fotos y cómo se iban a borrar de mi cabeza con el paso del tiempo, una sensación muy angustiante que me sigue hasta hoy. Mi mamá siempre nos había sacado muchas fotos y videos en super 8mm cuando éramos pequeños, pero no tanto cuando ya crecimos y eso era lo que odiaba olvidar.

Estaba en el colegio y conseguí que un amigo me enseñara a sacar fotos y a revelar y desde ahí lo tuve claro, empecé a sacar fotos compulsívamente a todo lo que pensaba que podía perder, mis nonnos, mi tía abuela, mi mamá, etc. Y cuando salí del colegio, obviamente entré a estudiar fotografía, era el paso natural.

Cuando me titulé, formé una empresa de fotografía de bodas análoga con dos compañeros, no tengo idea del porqué de eso, porque en ese tiempo las bodas no eran para nada algo que me interesara, ni aspiraba si quiera a casarme… creo que quizás por eso la empresa duró tan poco, no tenía la conexión que necesitaba para estar un sábado completo con personas que no conocía en vez de estar en un recital con mis amigos tomando una cerveza.

El sacar con ANÁLOGO es puro riesgo, no puedes ver si estás exponiendo bien, no puedes saber si te salió bien una foto para repetirla, no hay certezas, solo dudas; pero a la vez te hace pensar cada toma, tomar el peso de cada escena, aprender a medir la luz, usar el fotómetro, saber si vale la pena o no una escena, entender el ritmo del momento y si vale la pena congelarlo para siempre, gastar una de las pocas 36 fotos que tienes por rollo , te hace pensar más en definitiva.

bride eating breakfast in black and white film

Esta fue la primera boda que hice. En ese tiempo no existía la previa de la novia, pero yo quería ir a su casa y fotografiar cuando se vestía, entrar a la vida de alguien a quien no conocía y fotografiar su cotidiano como si fuera parte de su familia. Creo que siempre he buscado lo mismo desde el comienzo, entrar en vidas ajenas y tratar de vivirlas como si fuera parte de ellas, y lo otro que busco siempre es la cotidianidad, que la gente pueda recordar los momentos simples, los que después se extrañan cuando se pierden. La novia tomando desayuno, comiendo huevos revueltos, con los rulos en la cabeza, una mesa simple de una casa de playa, ella sola nerviosa; un momento cualquiera, de un día cualquiera, pero ese día es su boda y yo estoy ahí con ella. 

Hace poco me reencontré con estas fotos, algunas son de las bodas de mis primas, otras de personas extrañas que fotografiamos contratados con esa empresa que teníamos. Lo que veo es que sigo persiguiendo las mismas cosas, que lo que ha cambiado es solo la forma; quizás veo que perdí esa crudeza de fotografiar o lo limpia que estaba al no tener referencia alguna de lo que se hacía en una boda, simplemente iba limpia a registrar lo que llamaba la atención a mi instinto, lo que yo quería capturar, sin presiones de ningún tipo. 

bride getting ready in analogue photography

Anita

Como no me gustaba el flash (y sigue sin gustarme) llevaba un foco de construcción y lo ponía en la habitación, encandilando todo, pero por qué no?  por qué tenemos que regirnos por lo que todos hacen? Ahí me las arreglaba para lograr lo que quería como un MacGyver cualquiera, necesito luz, pues llevo una luz… y me gusta, me gusta lo crudo de esa luz teatral que hace todo más dramático, más cinematográfico. 

bride in black and white

Sole

Otra cosa que veo que sigo haciendo es que me gusta ver EL PASO DEL TIEMPO EN MIS FOTOS, por ejemplo en la foto de más arriba estaba mi prima Anita casándose que se vistió en su casa materna, pero años antes se había casado mi prima Sole, y se vistió también en el mismo lugar, y muchos años antes se casó la Ale, mi prima mayor y ahí estaba yo registrando ese momento, y así veo como pasa la vida en mis fotos, el paso del tiempo. 

bride getting ready
bride in lingerie

Ale

Mientras más se mete uno en el mundo bodil, más se va intoxicando, mientras más vamos viendo el trabajo que se va haciendo, más vamos dejando de ser nosotros mismos y mimetizandonos con lo que supuestamente hay que hacer. 

bride taking breakfast

Hace bien volver a ver estas fotos y entender qué era importante para uno en ese momento y por qué capturaba las cosas de esa manera, mucho más pura y sin millones de referentes diarios. 

Un registro mucho más cinematográfico, pero más puro, simplemente documentando la vida.

En esta foto de acá abajo aparece mi nonna que partió hace más o menos 10 años, y ahí está siendo parte de una escena, tan viva, de alguna manera viva para siempre. 

A ver si vuelvo a recuperar la limpieza mental que tenía en ese momento y ojalá tengan por ahí las fotos con las que partieron y vuelvan a verlas a ver en qué han cambiado desde ese día.